¿El Vino da más resaca? No, tu manera de beber si…

¿El Vino da más resaca? No, tu manera de beber si…

Has escuchado frases como: “no tomo vino porque me pongo unas!”… o la típica “las resacas con vino son las peores” o “el vino pega mucho”…

¿Te sientes identificado o al menos se lo has escuchado al amigo de un amigo?

En este breve post desenmascaremos lo que hay detrás de este mito muy conocido entre la sociedad y uno de los principales factores para que la gente a veces haga a un lado el vino como elección para beber en sus fiestas y reuniones.

Bueno, si caíste dentro de la estadística y por alguna de esas razones no eres muy partidario del vino, aunque no te desagrade, acá hay una explicación a todas esas frases que alguna vez hemos escuchado.

Me acuerdo de una amiga que una boda se puso una borrachera y estaba sorprendida por que solo se había tomado un par de “botellitas de vino”, pero que estaba muy rico y como hacía calor y entraba frío muy sabroso…

Allá vamos, normalmente tomamos vinos en fiestas o reuniones y ponte a pensar… ¿cuántas copas de vino te tomas mientras platicas con tus amigos? ¿cinco, seis? ¿es mucho? Si es mucho. Bueno, partamos que cada copa tiene aproximadamente 250 ml de líquido y este tiene un promedio de 13% de alcohol (no entraremos en detalle de las diferentes graduaciones alcohólicas), esto es, que 13% del líquido en tu copa es alcohol.

Ahora, hagamos la comparación con un destilado (ron, vodka, whisky etc.) que tienen aproximadamente 40% de alcohol, pero acá viene la conversión, una cuba tiene más o menos una cuarta o tercera parte de alcohol y el restante son mezcladores, ¿cierto? Por lo tanto, tendríamos una bebida con un porcentaje de alcohol entre el 10% y 15% ya que el destilado se diluyó en tres cuartas partes de mezcladores. Es una aproximación e idea general, ojalá algún matemático me haga el favor de cuantificar esto 😛

Este pequeño ejercicio aproximado es para comprender que una copa de vino equivale a una cuba o un par de cervezas  🤯. ¡Imagínate! con seis cubas o seis caballitos o diez o doce cervezas, ¿te emborracharías? creo que si.

A veces me quedo sorprendido cuando algunas personas se toman un vino blanco como refresco (espumoso sobretodo) en un día caluroso: “es que está fresquito fresquito y baja súper rico”. Si, es un deleite, pero a veces no medimos la cantidad de alcohol que metemos a nuestro cuerpo y más cuando es un vino dulce y frío que esconde el alcohol traicioneramente (como mi amiga en la boda).

Por eso te invito a disfrutar del vino de una manera sana y moderada, para que al día siguiente te levantes con ganas de repetir la hazaña.

Tip: hay personas que les duele la cabeza aunque tomen un par de copas, puede ser que este dolor de cabeza sea debido a un componente que se utiliza en la producción de vino: Sulfitos (en otra ocasión ya te contaré de ellos, pero básicamente es para la conservación del vino). Actualmente existen vinos orgánicos que no utilizan ningún tipo de aditivos o químicos, son totalmente naturales y no es difícil de encontrarlos, puedes probar con este tipo de vinos y tal vez encuentres el remedio a esos dolores de cabeza si quieres disfrutar de una buena copa de vino.

Ya si te pasas de copas recuerda que una cruda o resaca que no se cura, no se quita, otro día te hablaré de los diferentes métodos para ello.

Recuerda que todo es relativo y un vino siempre hará que cualquier momento sea mejor.

BEBE Y ME CUENTAS

Un abrazo,

Eduardo Cuenca

Ey, Estaría bien que me ayudaras a compartir el artículo para que crezca la comunidad y también que te suscribas para que te mantengas al día.

Tu mejor correo :

 

Photo by Daria Litvinova

¿El Vino da más resaca? No, tu manera de beber si…
5 (100%) 1 vote[s]

 

 

 

Deja un comentario