Vinos y Cervezas Hipotérmicos

Corría un crudo invierno en el año 2005 y me encontraba en Alemania organizando una fiesta en un pisito de 50 m2. La cantidad de cerveza que se bebía en los complejos de “estudiambres” era en modo Vikingo. El refrigerador estaba a tope y hacía falta espacio, no había hielo y la temperatura ambiente interior era de 25°C, no cabía ni un alma más, era un caldo humano y no había ni sitio donde poner más cosas.

¿Qué haces? Fácil, tienes un refrigerador enorme cruzando la puerta, solo hay que sacar las rejas de cerveza al exterior que está helado y nevando.

Pues ese día querid@s amig@s… aprendí más química y física que toda la preparatoria junta:

No dejes tus cervezas fuera de casa en un invierno a -12°C porque comenzarán a explotar como cohetes en feria de pueblo 😭

No te burles,

  1. Creo que todo mundo algún día ha metido cervezas o vinos al congelador para “enfriarlos más rápido”.
  2. Y también algunos hemos olvidado sacar de ahí lo que metimos, a pesar de que nos prometimos muy seriamente a nosotros mismos NO olvidarnos de ello. #YaTuSabe…

Al día siguiente nos encontramos con terribles imágenes que nos provocan un nudo en la garganta:

vino congelado

Venga no te hagas, alguna vez hiciste una comida y por no gastar los hielos de las cubas y la flojera de no ir a comprar una bolsa, pensaste que el camino óptimo era meter al congelador las cosas.

Pues este fin de semana, alguien tuvo esta maravillosa idea. En el “cara libro” rondaba la imagen de una persona que enseñaba su botella de vino congelada y un texto de su dueño que se leía bastante indignado por lo sucedido.

Pero la historia no termina con el nudo en la garganta. Esta persona también puso una queja a la tienda donde había comprado su vino, argumentando, que no tenía por qué congelarse. Inclusive hubo comentarios apoyando la idea diciendo que era adulterado, que no era de calidad y muchas cosas más.

Sin más preámbulo…

Vamos directo al tema del vino congelado:

¿El vino se puede congelar?

Si hubieras sido el dueño de la tienda de vinos y licores y viene el cliente de arriba, indignado porque se le congeló su vino y te pide reembolso. ¿Le devolverías su dinero?

Pues no, yo no le hubiera devuelto su dinero, porque es súper claro que:

“El punto de congelación se alcanza en una solución cuando la energía cinética de las moléculas se hace menor a medida que la temperatura disminuye; el aumento de las fuerzas intermoleculares de atracción y el descenso de la energía cinética son las causas de que los líquidos cristalicen”

Y es de ahí donde sale la fórmula del punto de congelación de los líquidos.

Con eso, que es algo que toooodo mundo sabe… ¡oooobvio no metes el vino al congelador! 🤪 jaja ese fue un wikipediazo puro y duro, no te angusties.

¿Y el tequila que anunciaban que lo tomaras congelado? (y que no se congela, por cierto), ¿Brujería?

No, no te preocupes más de definiciones ni de brujerías. Por eso estoy aquí haciendo criba de toda la información necesaria para la buena gestión y conservación de bebidas en tu hogar. Ya sabes, echándome el equipo al hombro 😜.

Hoy aprenderás lo siguiente:

  • Por qué no debes meter ni cerveza ni vino al congelador
  • Fórmula básica para que puedas calcular si tu bebida se congelará. Agradecimiento a Rodrigo V. por recordármela en hilo de FB abierto por mi amigo Gabino de donde se desprende este post.

Partimos del supuesto que:

Normalmente el refri / frigo lo tenemos a 4° o 5°C y el congelador ronda los -17°C

El agua se congela a 0°C

El alcohol “puro” se congela a -114°C (menos ciento catorce grados)

Entonces, con base en eso tenemos lo siguiente:

Si el alcohol se congela a los -114°C y un vino tiene +/-15% de alcohol, pues… haces tú regla de tres y dará un resultado de: -17.1°C

Pero… Realmente se congela antes de eso. Pues sí, se congela mucho antes. Así que buscando en diversas fuentes y foros se llega a esta fórmula:

T= (% Alc. Vol. / 2) (-1)

Dónde T= Temperatura en grados Celsius (°C)

% Alc. Vol.= Porcentaje de alcohol de la bebida (lo que dice la etiqueta).

Esto es: Divides el % de alcohol de tu bebida entre 2. Y luego le pones un signo menos (-) y a esa temperatura se congelará tu bebida.

Ahora vamos a hacer un ejercicio. (Debes recordar la voz de tu profe de matemáticas)

“Saquen una hoja en blanco y pongan su nombre completo para el siguiente examen”

Problema 1:

Tu tío el que se emborracha en las fiestas familiares trajo un vino para la comida y se empeña en meterlo al congelador. Lees la etiqueta del vino y tiene 10% Alc. Vol. y sabes que tu congelador está a -17°C.

Con esos datos: ¿Dejarías que tu tío metiera el vino al congelador?

  1. No, porque se congela
  2. Si, porque no se congela
  3. Si, porque sé que se congela y así se la pela mi tío cuando se quiera tomar su vino y evito que haga el ridículo otra vez.
  4. Ninguno de los anteriores, justifique su respuesta

Desarrolle su respuesta:

T= (% Alc. Vol. / 2) (-1)

T= (10/2) (-1)

T= 5(-1)

T= – 5 °C

Respuesta: Un vino con 10% Alc. Vol. Se congelará a -5°C. Por lo tanto, en tu refrigerador/frigo que está a 5°C no hay problema, sin embargo, en el congelador a -17°C SI se congelará.

Inciso elegido:

d) Le digo a mi tío que, si metí el vino, pero no lo meto porque sé que se congela. Cuando mi tío me pida el vino, le digo que se congeló explicándole la fórmula que me pasó Eduardo. Así que:

  • Evito que mi tío haga otra vez el ridículo en la fiesta familiar
  • La botella no se congela
  • Puedo degustar el vino pensando en mi victoria

¡Chapó! Un Win-Win-Win para todos.

Problema 2:

Llegan tus amigos para hacer una carnita asada. Traen un 12 pack de cervezas de la tienda de doña Chona que las tiene puestas justo en el estante que da el sol directo y tupido y vienen hechas un caldo.

Tu amig@ el que nunca hace nada y solo da indicaciones como jefaz@ dice: “Ey, metan las cervezas al congelador, no pasa nada”

¿Qué haces?

  1. Metes las cervezas al congelador
  2. No metes las cervezas al congelador
  3. Mandas al jefecit@ de vuelta a la tienda porque olvidaron los hielos
  4. Ninguna de las anteriores
  5. b) y c)

Datos del problema:

El congelador está a una temperatura de -10°C

El % Alc. Vol. de la cerveza es = 5

Desarrolle su respuesta:

T= (% Alc. Vol. / 2) (-1)

T= (5 / 2) (-1)

T= (2.5) (-1)

T= -2.5° C

Respuesta: Una cerveza se congelará a -2.5° C. Por lo tanto, NO meteré las cervezas al congelador ya que está a -10°C. Probablemente exploten dentro. (¿te ha pasado veaaa?)

Inciso elegido:

e) No meto las cheves al congelador y con los hielos que traigan los utilizo para enfriarlas.

  • Debes tomar en cuenta que el tiempo que tarda el agua en congelarse es de +/- 120 minutos, así que tú decides si haces un trato contigo mismo para no olvidarte de ello. Aunque seamos sinceros, no perdemos la cabeza porque la llevamos puesta. Apóyate de Siri, Alexa o Google para que te recuerden.

Espero que te hayas graduado de la certificación en cálculos de puntos de congelación de tus bebidas preferidas. Ojalá me puedas dejar tus respuestas en los comentarios.

¿Se pueden congelar los destilados?

No va a haber un tercer problema con los destilados, pero, más o menos el tequila y vodka se congelan a una temperatura de +/- – 20 grados Celsius. Así que difícilmente se congelará.

Por eso la publicidad del tequila “congelado” (que no se congelaba)

Pero, ¿Qué hay detrás de “congelar” (enfriar mucho) un destilado o cualquier bebida alcohólica?

Lo comento en el curso online de Wine Not? El frío hace que se cierren o escondan muchas propiedades de las bebidas y también de la comida. Aquí viene el ejemplo típico de la pizza que siempre pongo, porque creo que a todo mundo les ha pasado.

Pides una pizza y resulta que sobra. Metes esa pizza al refrigerador. Al día siguiente sacas la pizza y estando fría: ¿Cómo huele esa pizza? ¿Cómo sabe esa pizza?… pues no sabe ni huele muy allá ¿no?

¿Pero qué pasa si la calientas en el microondas?

Enseguida comienza a oler el pan, el queso, la salsa, champiñones etc.

Pues lo mismo pasa con las bebidas.

En el caso de las bebidas alcohólicas el frío ayuda a que tu boca perciba menos el alcohol. Esto es muy sencillo, el alcohol te produce un calor en la lengua y garganta, si está frío… ¿no lo sientes tanto no?

Los del marketing del Tequila fueron unos cracks. Saben que gran parte de la población el tequila les «raspa» o siente ese golpe alcohólico. Pues idearon la forma de venderte la idea de que frío es la onda y «PUM», ahí tienes a la gente enfriando el Tequila y por lo tanto, sintiendo menos esa sensación y pasando mejor el tequilita 🤯.

Inclusive si un vino tiene algún defecto, al enfriarlo lo pude esconder… bueno, esconde el defecto y muchos aromas.

Te invito a que hagas un ejercicio. Enfría mucho un vino y huele, después con el paso del tiempo y conforme vaya tomando temperatura, verás como comienzas a percibir más y más aromas.

A los amantes del vino blanco les hace ruido que enfríen mucho o todo el rato un vino “porque así se toma el vino blanco”. De eso hablo en el artículo de las temperaturas. Hay que dejar que el vino blanco también se exprese cogiendo un poco de temperatura.

Pero bueno, la pregunta del millón.

¿Un vino congelado se puede tomar o recuperar?

Pero claro que por supuesto que “of course” que si…de que se puede se puede

En caso de que tu botella se haya salvado de no explotar y haber vivido sus últimos días dentro de una nevera. Lo que puedes hacer es pasarla del congelador al refrigerador / frigo… y esperar a que se descongele.

¿Un vino que se congeló sabe igual?

Pues… acá es donde me gustaría hacer un experimento de esos R&R que te hablé en el post anterior. Pero esta vez vamos a decir que no, no sabrá igual.

Pasar de estado líquido a sólido trae consigo algunas consecuencias y sobre todo porque hubo un cambio en la estructura en el vino. Entre ellas que ciertas partículas del vino se congelen y se separen de una mezcla homogénea. Hay diminutos componentes que si se congelan se van fusionando y precipitándose como son los tartratos.

Recuerda que el agua se congela antes que el alcohol. Eso sin contar los cambios en la presión interior y que si no se tronó la botella seguramente expulsó el tapón fuera de la misma y el vino congelado ya esté en contacto con el oxígeno.

En fin, de que te lo puedes tomar, te lo puedes tomar. Pero si lees esto espero que nunca te suceda.

Espero que te haya aclarado un poco el panorama y me dejes algún comentario abajo y desde luego, te deseo que nunca más se te congele un vino o cerveza.

Si eres socio de Breaking Wine también subiré la charla sobre este post, así, derecho sin editar, a soltar todo sin filtro ni retoques, puedes suscribirte aquí No soy escritor profesional, pero me gusta compartir, así que a aguantarse. Te veo dentro.

Te mando un abrazo y si alguna vez se te ha congelado algún vino cuéntame en los comentarios.

Ah

¿A qué temperatura se toma el vino?

Puedes encontrarlo aquí

Eduardo

 

Photo by Osman Rana

Deja un comentario

error: Content is protected !!